Tel: 55 5533 5641

hola@opticaclarte.com

Usar gafas en estos días de repente se volvió más complicado usarlas, el cubre bocas es el mal que nos dejó la pandemia a usuarios de anteojos donde constantemente sufrimos de un constante vaho en las lentes, incluso hubo momentos donde pensé que mi graduación había cambiado porque la gran mayoría de tiempo veía borroso, todo quedó en un susto. Casi diario sufro de juntitis, reuniones por aquí, reuniones por allá, claro después de que terminó mi última junta toda incómoda quedé con la vista cansada y nublada me dí cuenta que el usar anteojos se estaba convirtiendo en un martirio.

Estos últimos meses donde la mayoría hemos estado en casa sedentarios sin tener actividad, comencé a notar una la famosa llantita en mí, por lo que decidí darle más acción a mi cuerpo y a mi vida.

La siguiente semana comencé temprano, emocionada me levanté, me despoje mi pijama y me transformé una running, claro y por último me tocó ponerme mis gafas que eran necesarias, aunque no tengo mucha graduación si son importantes para ver donde piso, no quiero que en éste primer día tenga un accidente y vaya a sufrir con una torcedura en un tobillo por pisar mal.

Son las 6:30 de la mañana, estoy lista y decidida a iniciar y recuperar mi condición física, para ello inicié trotando unos dos kilómetros en el parque hundido en la ciudad de México.

Llevaba diez minutos y todo iba de maravilla hasta que de repente comencé a transpirar ¡oh no! mis gafas comenzaban a empañarse y estaba perdiendo la claridad con mi vista. Todavía no había la luz suficiente, por lo que tuve que retirarme constantemente los anteojos para limpiarlos, además casi tenía que detener la marcha porque en verdad apenas y notaba el piso, esto se volvió fastidioso, aunque terminé la carrera no como quise sabía que tenía que hacer un cambio.

Descubrí una nueva manera de ser libre a través del uso de lentes de contacto suave. Me recomendaron ir a Óptica Clarté y de acuerdo al tipo de graduación que tengo me recomendaron las lentes de contacto graduados Acuvue Oasys con tecnología avanzada con Hydraclear.

Son verdaderamente cómodos, me enseñaron a cómo colocarlos y darles el uso y mantenimiento adecuado con su solución multipropósito Opti free Replenish. Una de las ventajas que tiene el usar lentes de contacto acuvue oasys es que son desechables, ¡esa fue una pregunta que me hice! ¿Cuál es la ventaja de que los lentes de contacto sean desechables? Pues descubrí que el lente de contacto con el uso absorbe ciertas partículas del exterior de la propia contaminación que va afectando el rendimiento de las lenes por lo que tienen una breve duración y hay que desecharlos. Lo magnífico de esto es que cada quince días o cada mes puedo estar estrenando lentes de contacto sin la preocupación de que vaya a tener alguna infección.

Lo más nice de esto es que puedo combinarlos cuando yo quiera con mis gafas, yo decido qué día uso los lentes y que día uso las gafas, ¡Puedo alternarlas! Eso me permite también variar estilos de moda todos los días, yo decido un día verme sin gafas, libre con el rostro descubierto y al otro día decido verme como una ratoncita de biblioteca.

Lo mejor es que pude correr por la mañanas sin el estrés de que se estén empañando con el cubre bocas, además los lentes de contacto no se mueven nada, no se sienten e incluso hasta me atreví a inscribirme a clases de baile; es increíble como acuvue oasys me cambio el estilo de mi vida.

Carrito de compra